lunes, 17 de septiembre de 2012

COTOPAXI 5800 msnm


Subir al Cotopaxi era una deuda pendiente que tenia conmigo mismo, así que con la ayuda de Roberto íbamos a intentarlo.
El Cotopaxi es un volcán activo ecuatoriano que se encuentra a 5897 msnm, es el segundo más alto del país, así que tenía solo dos incógnitas; será capaz de soportar la altura y el frio?
Había subido anteriormente al Villarica en Chile, fue un sendero largo de nieve y en 5h estábamos en la cumbre, pensé que sería algo parecido.
Por la situación geográfica del Ecuador es imposible(o muy peligroso) subir a este volcán con la luz del día, debido a que por el descongelamiento se pueden producir avalanchas o aperturas de nuevas grietas, así que el día antes ya estábamos en el refugio a 4810 msnm, ese día intentaríamos comer algo y descansar lo más pronto posible para despertarnos a las 23h y alistar todo, 0h00 era la hora estimada de iniciar el ascenso.
El refugio es básico, literas, dos comedores y dos cocinas, además se puede comprar alimentos y bebidas, una vez de deambular rápidamente por él, nos acostamos a dormir a eso de las 19h, creo que dormí una hora y media, seria por la altura, el sonido del viento que parecía que se llevaba el refugio, o el miedo (acá no tenía nervios, tenía miedo). A las 23 todos se levantan y alistar el material, a las 0h30 empezamos a subir.
Las primeras dos horas es un recorrido muy fuerte, es un terreno lleno de rocas que damos un paso y retrocedemos 2, el esfuerzo hasta llegar al hielo fue considerable.
Una vez en el hielo colocamos los crampones en nuestras botas y al clavarse estos en el hielo, el desgaste físico es menor, pero el aire empieza a faltar. 

A las 3h de travesía mas o menos llegamos a las grietas, algo desconocido para mí, yo pensaba que era un sendero de nieve hasta la cima y listo, pues me encuentro con agujeros enormes y a mi parecer de un peligro considerable, el sol aun no salía y no podemos ver nada a más de lo que nuestras pequeñas linternas alumbran, obviamente nos perdemos, la idea de regresar al refugio paso por mi cabeza, obviamente no quiero perderme en un volcán sobre los 5 mil msnm y bajo cero grados de temperatura, pero por suerte llega un guía con una chica y le seguimos, nos lleva casi por la otra cara del volcán y pasamos por un trato realmente tenebroso, en el medio un camino de nieve de unos 50cm de ancho, a la derecha una pared de hielo y a la izquierda un vacio de decenas de metros de profundidad, imposible no sentir miedo, pero bueno pasamos la grieta y el camino se pone más benigno, senderos de nieve y a ratos pequeñas paredes de hielo; en una de ellas a los 5000 msnm más o menos, pierdo un crampón, me doy cuenta cuando ya no está en mi pie y no aparece por ningún lado, seguro se fue por la grieta que estaba a menos de un metro de nosotros, nos replanteamos la situación y Roberto me aconseja que regresemos, lo dudo internamente pero le digo que sigamos subiendo, si hay algún tramo muy técnico nos regresamos, nuevo desafío, intentar la cumbre con un solo pie.
Mientras subimos, los problemas van presentándose, el pie derecho no tiene sujeción, pero lo compenso en parte, usando el Piolet en la misma mano, mientras ascendemos muy lentamente mucha gente se da por vencida y regresa, otros en cambio los vamos pasando, preguntamos cuanto falta, y nos responden “a ese ritmo que van, menos de una hora”, me sorprendo que esto sea rápido, si por la altura damos medio paso y paramos unos 3 segundos.
El amanecer empieza y es un espectáculo increíble, se ve Quito muy cerca aun con las luces encendidas, más atrás aparecen los volcanes mas pequeños de la zona y más atrás un horizonte rojo con un sol majestuoso por salir.
Hace varias horas no he comido ni bebido, así que me alisto para tomar agua, llevé el camellback según yo por comodidad; tomo su pequeña manguera y aspiro, me asombro pues no sale ni siquiera aire que es lo que sale cuando esta vacio, me fijo en la manguera y o sorpresa, el agua se había congelado. Querías aventura?... toma tu aventura.
Seguimos subiendo, sin un pie, ya que sin crampón no servía para nada, con un Piolet y con las seguridades que Roberto me va poniendo en los tramos peligrosos por si llegara a fallar mi Piolet y me vaya cuesta abajo. Nos topamos con un grupo que va de bajada, nos dicen que faltan  solo unos 20 minutos, nos indican con su dedo una pared en el fondo y nos dicen “ya están chicos, solo pasan esa pared y lo abran conseguido, la cumbre es suya”, el corazón me late de emoción, muy fuerte, demasiado diría yo, no pensaba que me costaría tanto llegar hasta aquí, y sin un crampón, pues bien lo voy a lograr.
Seguimos subiendo para llegar a la pared final, miro el altímetro, casi en 5800msn y más de 5h de ascenso, vamos ya falta lo último. Roberto toca la pared y me regresa a ver, “Brother, no hay nieve, es solo hielo, y está demasiado parada, necesitas los dos crampones para subirla, nos tenemos que regresar, es demasiado peligroso” mi corazón late y grita: Noooooo, como sea lo voy a lograr; pero mi mente se interpone, le veo a Gaby en mi mente, cuando le decía que no me importara nada y que yo llegare a esa cumbre, y ella me decía “ y Yo?”; pienso que he vivido muchas emociones, pero aun me quedan vivir muchas mas, y la mente me grita “con todo esto Vale la Pena Morir aquí, tu guía te está diciendo que regreses?”; con esto el grito de mi corazón se aplaca y sale de mi boca “bueno Roberth, regresemos”, giro, le doy la espala a la cumbre a menos de 80mts, y unas cuantas lagrimas ruedan por mis mejillas, aun hoy no sé por qué fueron, si por dejar la cumbre de lado, o por primera vez en mi vida haber frenado a mi corazón, por haber frenado mi instinto demente que suelo tener.
El descenso es otra historia, si subir con un solo crampón fue difícil, frenarme en la bajada lo es aun mas. Pongo mi vida en las manos de Roberth, su Piolet y sus cuerdas, ya que por mis propios medios en algunos tramos es imposible al tener solo un crampón. Pasamos la grieta grande ya de día y es hermosa, pero saltar varias grietas pequeñas aun causa miedo.
Se termina la nieve y recuerdo las palabras de Kilian Jornet:  “en la montaña, el 60% del resultado depende de tu preparación, el 40% depende que la montaña te permita lograr el objetivo ese día” y así fue, físicamente estaba perfecto, no me afecto la altura, no sentía frio extremo, tenía fuerzas para mil mas, pero la montaña a los 5000 me quito en Crampón diciéndome “baja, hoy no subirás” pero yo necio seguí 800 mts mas luchando contra lo invencible, la naturaleza, seguro que al ver esto, me dejó que haga esfuerzos en vano y en el último tramo, a menos de 100mts, me puso una pared de hielo imposible con un solo Crampón. La montaña tiene vida, no me queda la menor duda.
Cotopaxi 180 grados:
Lo que pensaba: el frio será extremo y yo que soy  malo para el frio voy a sufrir
Lo que sucedió: con la ropa adecuada no hay problema, no sufrí por este factor
Lo que pensaba: La altura me afectara, me dolerá la cabeza, me mareare, etc.
Lo que sucedió: Con las cumbres de media montaña realizadas en las últimas semanas, no tuve problemas, de la normal agitación y falta de oxigeno, no paso a mayores.
Lo que pensaba: Seguramente es un sendero de nieve largo que nos lleve hasta la cumbre.
Lo que sucedió: Existen muchas grietas y a mi modo de ver muy peligrosas, no hay camino fijo, ya que este puede cambiar de un día a otro, por las avalanchas o los deshielos.
Lo que pensaba: De hecho  no solo lo pensaba yo, sino que muchos alpinista me lo habían dicho, que el Cotopaxi si bien es el segundo más alto, no es el más peligroso.
Lo que sucedió: lo que pasa que esos alpinistas están locos, para ellos solo es peligroso donde hay decenas de muertos como el Cayambe o el Chimborazo. El Coto claro que es peligroso, lo que pasa que no hay tantos muertos como en los otros.       
Volveré? Por supuesto que sí, ha sido más peligroso y difícil de lo que me imaginaba y aun tengo esa última pared de hielo pendiente.



 Y los crampones? Para esta vez los alquile, hoy lunes a primera hora me compre unos, para la próxima vez, no voy a poner en riesgo ni mi vida ni otra cumbre... COTO, nos veremos pronto.

martes, 11 de septiembre de 2012

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Vamos por 2 puntos mas.

El país sera Chile, este 20 de Octubre, la distancia 80k y la emoción al 101%


lunes, 20 de agosto de 2012

80km North Face


3:45 am, me despido de mis seres queridos y entro en los corrales

3:50 am, como no podía ser de mejor forma me encuentro con aquel colega que compartimos nuestro primer Iron y ahora compartiríamos nuestro primer Ultra, mi tan estimado y demente amigo Hernán.
3:55, a mi alrededor menos de una centena de locos mas, en frente un arco rojo de salida y atrás de el, un negro bosque en espera por nosotros. Emoción indescriptible, 120ppm estando parado.

4:00, dan la partida con luces brillantes sobre el arco de salida, miro el pulso, 130ppm sin dar un solo paso, y esto acaba de empezar.
Me voy completamente emocionado en dirección de la guía de mi linterna de cabeza, los sentimientos más hermosos pasan por mi ser mientras doy los primeros pasos, fue justo como me había imaginado, incluso mejor.

El grupo se estira y es hora de pensar, recuerdo las palabras de Marco Olmo en su película “En un Ultra no gana el espectacular, gana el calculador” es evidente que una victoria para mi, seria cruzar la línea de meta, sea en el tiempo que fuese, para lo cual hay que hacer lo planeado, “beber cada 15, comer cada hora, los primeros 40km en zona 1, los siguientes 40km apretar a zona 2 de ahí….” Pum!! Primera subida a menos de los 5min de carrera y toda mi tonta planificación se va por el traste; no podía correr, solo caminando el pulso en zona 3, así que la estrategia cambia inmediatamente ante la inclemencia del recorrido… “Avanzar como se podía” a eso se reduce mi corta estrategia.

Las dos primeras horas de competencia, antes que salga el sol fue lo que más se impregno en mi interior, lodo, piedras húmedas, obscuridad total dentro de un inmenso bosque que me hacía sentir tan pequeño en este mundo, empieza a llover, lo único que se aprecia son las pequeñas marcas reflectantes de la organización que guiaban nuestro camino en medio de las siluetas de los arboles. Con el pasar de los minutos el cuerpo se adapta al cambio, los pies parecen leer el terreno, percibo cada detalle a mi alrededor sin siquiera verlo… por primera vez en mi vida me siento un animal y eso me encanta.

Llueve un momento y escampa otro, mientras con pena me voy dando cuenta que la obscuridad va desapareciendo mientras nace el nuevo día, fueron dos horas en la obscuridad, y todo subida sobre las 160ppm, creo que fue la parte más hermosa de la carrera.
El sol sale, la lluvia se va, los caminos y las señales son visibles y la forma de carrera cambia, aparece al fin una que otra bajada hasta llegar a Zuleta, miro el reloj… válgame Dios, 3h para 21km y a 160 latidos, esto definitivamente es más duro de los que me imaginaba.

Me consigo un compañero de ruta, Jorge, vamos conversando y disfrutando de los bellos paisajes. Son tantas cosas que observe que no me alcanzarían ni dos blogs para describirlas, la naturaleza es realmente hermosa.

En el km 37 me da un bajón, es eso que le llaman el muro y que supuestamente en un ultra aparece sobre el km 50, y solo conmigo adelanta la cita. Bebo y como mas seguido, intentando recuperarme, y en el km 42 más o menos desaparece y vuelvo a retomar el ritmo, lamentablemente Jorge se queda, pero aparece una chica y un chico a un ritmo asequible, me uno con ellos y vamos superando algunas subidas, descendiendo, mirando el paisaje, dándonos  animo hasta el km 45, allí me encuentro con mi familia que me estaban esperando para animarme, y todo desaparece, se va el cansancio y el dolor y estoy con un segundo aire. Al mismo tiempo veo a muchos corredores con dorsales rojos, eran los de 21km, estaban perdidos, todos iban por diferentes partes, me preocupo porque Gaby estaba en ese grupo y me paro a llamarla, me dice que está en rumbo correcto, me contacto  con la organización, me dan una explicación un poco ilógica, llamo otra vez a Gaby y le doy el fono de la organización un por si acaso se pierda, y me alisto para alcanzar a mis compañeros de aventura; imposible, no los volví a ver más.
El repetir en cada párrafo que subíamos y bajábamos por la montaña, es realmente poco a lo que fue, en el km 55 llegamos a loma Cunga con abastecimiento caliente, no tengo ningún tipo de apuro, así que disfruto de una sopa de pollo con las suficientes calorías para enfrentar los siguientes 25km.
Km 55 y seguía corriendo contento, lento pero corriendo. Luego de subir varios km, en el km 60 más o menos se me acalambra el musculo anterior de la tibia, es un calambre raro pero benigno, ya que duele si camino, pero si corro desaparece, así que toca correr hasta las cascadas de Peguche y después de eso (km70) un cruel asenso de 6km, para luego descender 4 hasta la meta, sin embargo me siento bien y contento, sigo trotando y me encuentro con Richard que estaba corriendo los 50km, avanzamos conversando y por despistados en el km 73 más o menos, nos vamos de largo en un cruce y nos perdemos, después de eso y hasta retomar el rumbo, había perdido casi 5 km, pero sobre todo, había perdido el ánimo alegre con el que iba, esto ya no fue cuestión de condición física, fue cuestión de condición mental, el saber que me había perdido y tendría que recorrer 85km en lugar de 80, me desbarato psicológicamente y por ende físicamente. Me empiezo arrastrar por aquellos hermosos paisajes junto con los colegas de 50km, hasta que logro divisar un pequeño bosque, que estaba justo recto a la llegada, seria 1.5 o máximo 2 km los que quedaban, y me animo nuevamente, empiezo a trotar, y al llegar contento al bosque diviso dos flechas, los colegas de 50km ingresaban al bosque en dirección a meta, y nosotros los de 80 nos subían otra vez a la montaña, aun quedaba mucho camino duro por recorrer. En ese instante me desmorono por segunda vez, ya no puedo ni caminar en plano, peor subir la colina, me siento mareado y agotado, así que me acomodo en una piedra a descansar, comer y beber lo que más pueda para intentar recuperar algo de fuerza, después de 5min el cuerpo responde en parte, y corono la subida, troto por un falso llano larguísimo hasta llegar a loma Cunga por segunda vez, aquí me dicen que solo quedan 4km de bajada, me parece un eternidad, pero ya quiero llegar, estoy vacio en todo sentido, solo me jala la imaginación de verme entrar en meta con mis seres queridos que me esperan a 100mts antes de la llegada. Así que a descender a máxima velocidad, eso en este caso no creo ir más rápido de 7min/km, hasta que logro divisar a mis seres queridos, los coloco a mis costados y METAAAA!!!!
Compartir esta experiencia con las personas que día a día van viendo como entrenas, aquellos que se preguntan porque lo haces, incluso sin decirte nada pueden llegar a pensar que 80km son demasiados, pero sin embargo te apoyan, te alimentan, te cuidan, te dan consejos, te entienden y ayudan, para luego llegado el preciso momento son esas mismas personas las que están a tan solo 100mts de meta, esperándome para  cruzarla, porque la sienten como suya, porque saben que son parte de esto y porque saben que sin ellos esto no sería posible. Sin lugar a dudas, eso hace que cada uno de los miles de pasos dados, haya valido la pena.
Que diferente es el trail al triathlon, en este ultimo dependes 100% de tus capacidades; en la montaña, tu genética, tu entrenamiento, solo te asegura un 60% del resultado, el porcentaje restante te lo otorga la misma montaña, si la respetas, si la consideras, si estas consiente que eres minúsculo ante la majestuosidad de su poder natural, así que en este tipo de carreras solo basta con dar lo mejor que exista dentro de cada uno, después de eso y si lo logras, cualquier cosa que ocurra estará bien.

El enganche ha sido tal, que al día siguiente me veo frente al computador inscribiéndome en la TransGrancanaria de Marzo, serán 123km con el doble de desnivel.

Existen límites? Nada es imposible?... falso rotundamente, pienso que si existen límites, si existen cosas imposibles, pero el encanto de esta vida y de esta aventura es  ir en busca de aquellos limites hasta encontrar lo imposible.

jueves, 28 de junio de 2012

Primer Ultra

Estamos listos?

Físicamente no creo estarlo, mentalmente lo mas seguro es que si lo este, pero sentimentalmente?, eso si estoy listo hasta para 200.... vamos!!!!

lunes, 11 de junio de 2012

Descarga

El entrenamiento duro a terminado, la experiencia a sido muy enriquecedora y me a llenado mucho, al mismo tiempo tengo mas dudas de mis capacidades que cuando empecé con esto, eso de que un ironman lo puede todo, hoy estoy clarisimo que no es asi.

Esas dudas y esos miedos son el principal factor de motivación para pararme en la salida del ultra el 30 de junio.

La percepción del esfuerzo es diferente según la distancia, inclusive en la misma persona. Cuando he superado los 40km en enrtenamiento lo tenia claro, voy a caminar y correr en el Ultra, pero ahora lejos de las distancias largas por la descarga, mi percepción a cambiado y quisiera correrla toda. Creo que la decisión final la tomare el día D, espero no sea tomada con el corazón sino con la cabeza.

 Día -19 

lunes, 28 de mayo de 2012

MAS GAS!!


La descarga a punto de empezar, a sido una experiencia inolvidable, al punto que me ha llevado a replantearme no solo mis gustos deportivos sino mi vida en si. Tantas horas en solitario me han acercado a mi interior y me han alejado del exterior, se ha producido un BIG BANG interno, y el cambiar mi vida ahora es una opción.

En cuanto a entrenamientos, este fin de semana ha sido bien cargado, el sábado 42km de los cuales 20 en montaña; luego el domingo 30 mas en media montaña si podríamos decirlo de algún modo, ya que los he corrido en varias vueltas en el parque metropolitano.


Seguiré con esto?... seguro que si, este par de años lejos de la playa y cerca de las montañas es la única oportunidad en la vida que tengo para hacerlo; a menos que haga caso a mi BIG BANG interior.

El material en este tipo de pruebas es infinitamente menor al de un tri, pero hay un par de cosas que necesitan mucha atención y no me cuadraban. La primera es la mochila, estaba usando un camellback, para este tipo de competencias no creo que sea lo adecuado, esta diseñado para andar en MTB o en treking, en donde no se corre sino solo se camina; el correr muchas horas con el, no es cómodo y me a raspado mucho, tengo que cambiar de opción, una Salomon especifica de trail creo ira mejor.

Lo otro que no me cuadraba es los zapatos, use unos de trail Salomon y unos New Balance, los note muy duros sobre todo pasados los 30km, por esta razón había optado por ir con los de running normales, pero este sábado en la montaña fue un martirio en los caminos con piedras y no se diga en los descensos por el poco agarre que tienen, así que ese mismo día me incline por unos North Face, el domingo completamente nuevos les meti 30km, ni un solo problema, suaves, buen agarre, cómodas en las piedras, con esas me voy sin dudarlo.


Ilusión y miedo es lo que siento ahora mismo, así que MMMMAAAASSSS  GGGAAAASSSSSS!!!!!!

domingo, 6 de mayo de 2012

Mientras más...mejor!!

Seguimos en esto; el esfuerzo es proporcional a la satisfacción y cada día el cansancio se acumula y las ganas de ponerme las zapas otra vez se duplican, la ilusión completamente a tope.

Mi zona de combate sigue siendo el parque metropolitano, especialmente para los fines de semana que son las largas. El entrenamiento consiste en distancias cortas el martes, miércoles y jueves mas dos largas de tres o cuatro horas cada una, el fin de semana con un día de descanso antes y después de las mismas (viernes y lunes).

El sábado 27km y el domingo otros 27 con las piernas mermadas, muy mermadas diria yo, ambas en solitario y sin artefactos como ipod o similares, la sensación de correr a día seguido dos largas me ha resultado algo nuevo, doloroso y motivador.

Vamos por la semana -7 y seguiremos merodeando dentro de este pulmón de Quitoff ;)... 



martes, 1 de mayo de 2012

Interior

El día se acerca a pasos agigantados, son solo dos meses para el Ultra de North Face; serán 80 km que me tienen muy ilusionado. Cuando se tiene ese sentimiento o pensamiento de no saber si uno es capaz de solo completar una distancia, es cuando se que estoy por buen camino, la incertidumbre de lo que pasará o lo que sentiré, me hace salir a entrenar cada día.


La técnica sera básica, no busco mayores logros, solo  terminar, asi que optaré por correr 13 minutos y caminar 2minutos, y así hasta que el cuerpo aguante, espero sea hasta los 80k.

Mi planificación de entrenamiento tampoco es un misterio, ni nada del otro mundo, se basa en realizar semanalmente entre 80 y 100km a ritmo moderado, con dos largas a día seguido en las cuales trotaré y caminaré (13 X 2), esa es toda mi plainficación, cero ciencia, lo unico que quiero es pasar tiempo conmigo mismo durante horas en solitario, y por eso evito las aglomeraciones, me estoy dirigiendo a los bosques y me esta resultando unas horas muy intimas conmigo mismo, tanto asi que muhas veces ni el ipod llevo, tengo tanto que escucharme. No hay duda que esto es mucho mas espiritual y solitario... me encanta.


 ...hacia allá vamos y no se si regresaremos...

martes, 17 de abril de 2012

HUAIRASINCHI 2012


La carrera consiste en 3 días de competencia entre las montañas, el paramo, el frio, la lluvia, el hambre y muchas cosas mas, el equipo de competidores es de 4 personas pero en realidad somos 8 mas los 4 miembros del equipo de abastos, sin ellos esta carrera seria imposible
Día 1

Aloasi esta frío, me imagino que allá arriba en los Ilinizas casi a 5000 mts sobre el nivel del mar será peor; han pasado apenas seis días desde que hice el medio ironamn de Panama, no he tocado la bici ni he corrido, me he centrado en descansar y estar listo para estos 3 dias de aventura.

Dan la partida y salimos un poco tarde, algo que en este tipo de carreras no importa. Las distancias parecen fáciles vistas desde un punto de vista triathletico, 16 km de bici y 17 de trote, el problema es que cuando se pone hacia arriba se puede demorar mucho tiempo del que un triathleta común y corriente piensa.

Nos vamos hacia el mirador de la virgen de los Ilinizas, pie a tierra muchas veces de lo duro que es, nos demoramos mas de dos horas en recorrer 16km, dejamos las bicis y a lo bueno, el treking. El circuito consistía en llegar hasta un punto de control sobre los 4700mts, después descender hasta un bosque a los 3700, luego llegar a un rio donde se haría cuerdas alrededor de los 3200mts y ahí finalizaba (que corto parece).

Empezamos a subir y los efectos de la altura empiezan hacer efecto sobre el equipo, todos a paso lento con el corazón latiendo fuertemente, unos mareados y otros con dolor de cabeza, paso a paso tardamos 3h en llegar a los 4700msnm, marcamos y el personal de la organización nos dice “felicitaciones han llegado al punto mas alto de la competencia, de aquí todo es bajada, bienvenidos a la playa”, este loco nos hace emocionar y nos pinta fácil una masacre que nos esperaba. El descenso es casi mas difícil que la subida, con mucha piedra suelta y en un pared que casi casi necesitaríamos cuerdas y arnés para descender, frente a un paisaje hermoso con paredes de roca cubierta por nieve junto a una laguna de
color esmeralda, imposible que no se haga un nudo en la garganta ante tanta belleza brutal de la naturaleza.


Mas adelante bordeamos una arista por la derecha y caemos a una pendiente diferente a la del camino correcto, algo que nos tardaría por lo menos 2h en corregir, descendemos y encontramos el bosque con una vegetación totalmente cerrada y llena de lodo hasta las rodillas, somos cuidadosos hasta las dos primeras caídas, de ahí en adelante no importaban, estábamos sucios hasta las orejas y la capa de lodo era tan grande que funcionaba como colchón, de este duro y sucio camino salimos en casi dos horas mas. Seguimos descendiendo y llegamos a las cuerdas, parece fácil, pero todo esto sucedió en 10h a un paso lento y sin poder ir mas rápido, la comida se terminaba al igual que la hidratación, una mala toma de decisión en la orientación en este punto sería muy muy complicado. Llegamos a las cuerdas y no es mas que paredes de lodo que teníamos que atravesar con ayuda de un arnés y las cuerdas que puso la organización, pasamos 3 veces por un rio helado que parecía clavar agujas en nuestros pies, mucho
dolor, cansancio y hambre, parte de la aventura es sentirse por un momento miserable y aun así seguir avanzando, aquí no hay ambulancias o voluntarios que te socorran, si te paras es peor, puedes hasta morir del frio o del hambre hasta que te encuentren, y empiezan las primeras quejas y los primeros juramentos que nunca mas regresaran de algunos miembros del equipo.

Hasta que al fin llegamos a la meta del primer día a las 6 de la tarde luego de 11h30 de competencia y en espera de dos días mas, que esperábamos no sean iguales.

Nuestros abastos nos atienden como merecemos, y nos trasladamos entre pueblos muy fríos de nuestra serranía hasta llegar al campamento donde saldríamos al día siguiente, un día mas, un día menos, el contacto con la furia de la naturaleza había sido brutal (ni siquiera hago el intento de describirlo, porque se, que sería en vano).
Día 2

4 horas de sueño y comida caliente me recuperan un 60 %, a esperas que el segundo día no sea tan fuerte como el primero.

Partida y en busca de 16km de bici y 20 de treking, con la diferencia que no subiríamos hasta 4700msnm sino solo a 3900msnm, lo cual hace que la bici sea rápida en 1h30, luego al treking de 20km por los límites del Quilotoa que hace que esta carrera valga la pena, un poco de subidas y no mucho que contar, un día fácil y hermoso, a las13h ya estábamos libres y a viajar 6 horas para nuestro ultimo día a solo 500msnm.

Día 3

Dormir en carpa y ya en calor es algo muy llevadero y tranquilo para los amantes de la aventura. Nos despertamos temprano para un día fácil en cuanto a altura se refiere, solo entre 500 y 700msnm de
desarrollarían 30km de bici, luego 3 de treking, cuerdas sobre un rio, 2 de treking, luego 17km de kayac y para finalizar 5km de treking.

Manos a la obra y salimos en las gorditas, el camino desaparece y por lo menos 5 km toca llevar la bici al hombro y pasar campo través entre vegetación, lodo y un rio que casi nos deja sin un miembro del equipo, luego aparece el camino y le damos con furia hasta que pincho dos veces, llegamos a meta, y a meter todo en el camellback, chaleco salvavidas y arnés para las cuerdas.


Salimos como alma que lleva el diablo, sabíamos que en las cuerdas se formaría una fila interminable así que debíamos llegar lo antes posible, somos los octavos en llegar y aun así esperamos 1h30 hasta que nos toque el turno, mucho equipos no pasaron esta etapa, pues por el peligro del rio la organización decidió cerrar esta etapa a las 14h. Pasamos, las cuerdas a unos 10mts sobre el rio, apenas sobre una cuerda en nuestros pies y otra en las manos extendida de una orilla hacia otra, antes me pica una hormiga llamada Konga de unos 2cmts de largo, nunca había visto una hormiga tan grande y una picadura tan fuerte que me hizo gritar y cojear por mas de dos horas.

Con dolor y todo empezamos a correr, no podía retrasar a mi equipo, el dolor estaba ahí corra o camine, así que daba igual, llegamos a los kayac y algo que era fácil se torno en la etapa que estuvimos a punto de abandonar.

Nos subimos a los kayac y nuestros compañeros de equipo tienen problemas con el mismo, la corriente los voltea varias veces enviándoles contra las rocas, por primera vez escucho de un miembro de mi equipo que no puede y que quiere abandonar, hacemos unos pequeños cambios y avanzamos lento pero seguros, hasta que llegamos a un punto muy difícil, una entrada del rio de 600mts que había que remar contra corriente para chequear el pasaporte de carrera, mi equipo esta mermado física pero sobre todo
psicológicamente, así que tomo la decisión mas estúpida o valiente (como quieran verlo), los dejo en la orilla, me deshago de mochila, zapatos, todo lo que pese y me voy corriente arriba completamente solo en busca de ese punto, remo lo mas fuerte que puedo, avanzo pocos metros, si dejo de remar un segundo la corriente me tira para atrás 2mts, 20 min para 600mts a la mas alta intensidad posible de remo, llega un punto que bordeo la locura y empiezo hablar solo, a gritarme a mí mismo que si puedo, que mi equipo depende de mí, que tres días de esfuerzo en este Huaira depende de que no me acobarde ahora, y sigo, gritando, despacio pero sigo, hasta divisar bajo un puente el Punto de control, me orillo, marco el PC y me tiro sobre el lodo en busca de unos segundos de paz, me recupero algo y tomo el kayac
corriente abajo, no hago nada, solo dejo que la corriente me lleve y sabia que con ese punto era 99% seguro que terminaríamos este Huaira sin reenganchar y con todos los puntos marcados en el pasaporte.

Llego a la orilla en donde estaba mi equipo y se ponen contentos de ver ese maldito punto sellado, nos vamos corriente abajo y prácticamente quedan solo 5km de treking luego de dejar el kayac.


Llegamos a la orilla y la organización nos tenía otra sorpresa, había que cargar el kayac una distancia considerable hasta empezar a correr (ese kayac parecía que llevaba agua dentro de lo pesado que estaba), en eso le pasamos a otro equipo que venían sufriendo con ese kayac en los hombros al igual que nosotros, pero vemos al menor de sus integrantes, un chico de unos 19 años que gritaba y lloraba del dolor, pero aun así no se daba por vencido, fue algo que me impresiono mucho.


Dejamos el kayac y hacer lo que mas nos gusta, correr hacia meta, 5km en las nubes, hasta que llegamos a meta y en los últimos metros nos decimos lo machos y varones que nos hemos portado ante todas las adversidades, nos abrazamos y entramos en meta mucho mas amigos que hace tres días cuando partimos.


Quisiera describir todo lo que pude ver y todo lo que pude sentir, pero por mas que lo intente no lo podría hacer, el Huaira es una carrera que te hace conocer a ti mismo, una carrera espiritual. Aquí no hay cosas especializadas ni un montón de cacharros que te quieren vender, aquí eres tu y tu equipo en contra de la naturaleza, la cual no solo puede regalarte un DNF, sino que te puede quitar la vida, si tomas las decisiones equivocadas.


Cada que hago un Huaira es cuando me asaltan las dudas de aquello o aquellos que llamamos hombre de hierro, supuestamente yo soy uno de ellos, pero de hierro no tengo nada cuando en los mismos tres días han existido hombres y mujeres que han recorrido el doble de distancia y al doble de velocidad en la categoria Elite, ellos deberian ser llamados hombres de hierro, con ellos no me tomo fotos ni compro las cosas que usan, a ellos solo soy digno de verlos de reojo. Mi mas grande admiración y respeto hacia estos seres que parecen cualquier cosa menos humanos, recorriendo 400km sin re enganchar y durmiendo apenas 1h diaria. Son realmente unas máquinas.


Dios perdona siempre, el hombre a veces, la naturaleza nunca.


Seguro que volveremos, cada vez con mas miedo pero con mas cuidado y respeto.


En mi segundo Huaira creo que he comprendido que es verdaderamente esta carrera y a que vamos alla.


sábado, 24 de marzo de 2012

Ironman Panama 70.3

Calor extremo, es lo que mas recuerdo de esta carrera, claro además que todos los triatletas andaban buscando con sus cámaras a un tal Lance Armstrong.


Para empezar una linda carrera desde que estaba en el avión, debido a que fui con toda mi familia, bueno, mi papa se quedo; pero en su representación viaje con toda una fila del avión llena de mis amores, mi madre, mis hermanas, mi tía, y mi enamorada. Por primera vez el motivo del viaje dio un giro de 180 grados, siempre iba a competir y al paso turisteaba, ahora la prioridad era turistear con la familia y al paso hacer el 70.3, algo que lo tenia muy claro desde mi floja preparación.


El día antes de la carrera se forma una muchedumbre y como típico ecuatoriano curioso que soy, me acerco; era nada mas y nada menos que Lance Armstrong con seguridad a su alrededor que no dejaban ni pedirle una foto . Por mas tours de Francia que haya ganado debería conservar su humildad, ahí te quedas y mejor me voy a una situación mas interesante, a solucionar el freno trasero de mi bici.
El día de la carrera me encuentro con mis compatriotas y amigos Rodmy, Fran y Chriss. Empiezan a salir los PRO y luego los mortales cada 3 min dependiendo su grupo de edad, comparto momentos con Fran, que a pesar que es su segundo 70,3 le noto nervioso, el mismo me dice que lo esta por que ahora si entreno, jejeje nos reímos e intento conversar de otras cosas para que se olvide lo que se venia. Al agua primero a flotar para esperar la salida y la corriente estaba fuerte, pero daba en nuestra espalda y al ser un recorrido sin circuito sino una línea recta desde el muelle hacia la playa, se veía que seria rapidísimo, todo el tiempo con corriente a favor.
Disparo y a nadar, por primera vez siento que me deslizo jejeje.. la corriente me lleva y las piedras del fondo pasan rapidísimo, mi tiempo normal en 1900 mts esta entre 38 o 39 min con wetsuit (soy un paquete), pero acá sin wetsuit salgo en 27min 30 sin despeinarme jejejeje, empiezo a correr hacia mi bici sin la seriedad de otras ocasiones y voy disfrutando, les veo a mis amores y me paro a saludarles, ellas acostumbradas a que me lo tome con seriedad me dicen, anda rápido con cara de “no seas irresponsable”.. jejeje .. me da mas risa y lo disfruto a millón, me siento vivo mas que nunca por su presencia.
Me subo a la bici y la seriedad vuelve, 12 min menos en el agua que otras ocasiones, eso me plantaría en un 5h 02m tomando en cuenta mi mejor tiempo, como en Cozumel esta bici debe ser una mesa de billar, así que puedo ser sub 5h en un medio, vamos ahí a darle duro, y la sonrisa se me borra y me lo tomo mas serio el asunto, hasta que me encuentro con un circuito rompe piernas en donde veo a muchos desmoronarse mas que físicamente, mentalmente, primera hora y solo había recorrido 28km y a una alta intensidad, mientras veo la cara larga del resto, yo cambio la mía también, me acuerdo de un consejo que me dieron alguna vez “ante la eminente violación… relájate y disfruta” y me mato de risa otra vez jejeje, de lo inconscientes que son los de la organización, nos ilusionan con una natación de ensueño y nos rompen el corazón y las piernas con esta bici de infierno J. Sufriendo sufriendo termino el tramo mas complicado, serian unos 40km, de ahí viene un tramo parecido al Guayasman con subes y bajas en donde me cruzo con el primero que viene solo, metros atrás viene el segundo (Lance) con los camarógrafos alrededor, y unos metros atrás aparece Lieto; la única envidia que les tengo es que ellos están por termninar estos toboganes y a mi todavía me falta bastante. El resto subes y bajas, puente de las americas, ciudad, malecón, varias vueltas y llego a boxes en 2h57 cuando la idea era hacer 2h40 y todo lo que me regalaron en la natación me lo quitaron con creses en la bici, aun así se me pone una sonrisa en el rostro mas grande que cuando partí, al ver a todo mi clan gritando como si yo fuese el primero J.

Zapatos, visera y ahora si te jodiste guambrito, el sol aprieta sobre los 35 grados y no hay viento, la cara sufre su tercer cambio y ahí se quedara, empiezo a sufrir pero mantengo un ritmo decente a mis capacidades, el recorrido es plano y por un lugar hermoso pero sin un metro de sombra. Hago otra vez cálculos y según los carteles de los km estaba corriendo entre 4`30 y 4 `45 el kilometro, lo cual me alcanzaba para mejorar mi marca. Los carteles no están cada kilometro sino cada 5 o a veces mas, así que es difícil llevar un control del ritmo si no tienes un GPS, pero bueno ahí iba con el pulso elevado y restando distancia. Hasta mas o menos el km 13 tenia planeado mejorar mi marca, luego de esto no es que bajé el ritmo sino que los km habían estado mal marcados y el siguiente cartel esta años luz de distancia, me entra la rabia, otra vez jugaron con mis ilusiones J; llego al km 18 en 5h05 minutos y tengo que correr a 3`30 los otros km para mejorar mi marca. IMPOSIBLEEEEEE, jejeje. Así que sigo con el ritmo y a disfrutar de meta en donde les encuentro a mis amores alentándome como todo el día, 5h18 y a buscar hielo y tomarme fotos para el recuerdo con mis niñas, que estaban mas contentas que yo, no se quien esta mas loco, ellas o yo J.


Luego de eso, la carrera es solo una parte, sobre todo si estas acompañado de 5 mujeres, me esperaba dos días y cientos de kilómetros de centros comerciales y lugares turisticos por recorrer J

En resumen: Regresaría?.. Por su puesto, el próximo año ahí estaré, veamos que sorpresas nos tiene preparado la organización, linda carrera y lo mejor cerca de casa.