domingo, 2 de octubre de 2011

Semana -9

Los días pasan, y estos van sumando años, con el paso de unos pocos de ellos las sensaciones van siendo diferentes, entrenamientos que en nuestros inicios eran imposibles hoy son cotidianos, quizás por eso hace tiempos veíamos al IM inalcanzable y mas que un acto deportivo era un acto de fe, de espiritualidad, hoy el cuerpo y esa misma espiritualidad se ha curtido y lo vemos como una forma de vida, no mejor ni peor que las otras, simplemente nuestra elección.
Y al sentirlo de esta forma, quizás hemos comprendido que es nuestro hobby y nada mas que eso, nos encanta y no podremos vivir sin el, pero ya no es lo que creíamos cuando nuestro cuerpo y mente eran débiles, o lo que nos mentían los atletas exagerados con mas batallas encima, hoy con la poca experiencia sabemos lo que realmente es y cuanto de esfuerzo hay que ponerle a esta forma de vivir. La idea que esto es locura hace mucho tiempo quedo atrás.

Y con este pensamiento se puede enfrentar con realidad y tranquilidad cada entrenamiento, se siente paz sin desesperación ni miedos cada que nos atamos los cordones de las zapas para salir a correr o cuando llenamos nuestras caramañolas con sales para clavarnos 5h de bici con la normalidad mas grande de este mundo.

Y a esta altura no tengo ni miedo, ni ansiedad del gran día, es mas, creo que el tri deporte se ha formado tan parte de mi vida que igual lo seguiría haciendo sin que exista ese gran día.


Has llegado para quedarte y ahora mas que nunca vas a estar ahi triathlon, por que cada vez me convenzo mas que lo importante no es la carrera sino las miles de cosas que suceden en los miles de kilometros antes de ese gran día... seguiría haciendo lo mismo aunque las carreras IM hubiesen desaparecido, por que a estas alturas lo que menos importa es el gran día, la camiseta de finisher o la medalla; sino los cambios que sufrimos como seres humanos mientras surcamos este camino que antes queríamos que termine y que ahora queremos que sea mas largo que nuestra propia existencia.

He logrado sacarme de encima el marketing, la superficialidad y las mentiras que nos han dicho, este deporte es otra cosa.

5 comentarios:

davidiego dijo...

de acuerdo en todo lo que dices, que la experiencia nos dice que con trabajo y constancia seremos capaces de volver a hacerlo aunque nos veamos lejos del objetivo.

lamentablemente yo ahora me encuentro en la situación contraria, he de creer que soy tan fuerte como hace unos meses aunque las sensaciones y los números digan lo contrario.

Ironpeterpan dijo...

De acuerdo en todo, y hasta nos acostumbramos a ser incomprendidos.

Pero el dia de la competición DISFRUTAMOS COMO NIÑOS y que la camiseta de finisher nos queda de maravilla.

un abrazo.

Rubi Torres dijo...

Profundas reflexiones. Además de consolidarte como un gran triatleta, lo estás haciendo como escritor.

Saludos
Rubi

Ursus Andinus - IronGandho dijo...

Totalmente de acuerdo...

Se nota cómo ha cambiado tu percepción y sigues evolucionando en ese lindo camino, y lo especial que lo hace el Tri, o en general estas carreras multidisciplinarias.

Felicitaciones y es cierto, es una forma de vida que la escogemos, pero tiene un gustito especial esos días especiales de las cerezas que son las carreras, un pretexto para cada vez mejorar.

Un fuerte abrazo

IRONECU dijo...

David,
Creo que eso es confianza en uno mismo, y eso no se gana de un dia para otro, sino debido a las tantas batallas que has guerreado.

Ironpeterpan,
Tienes razón hasta nos acostumbramos, ahora hasta me gusta que no me comprendan :)

Rubi,
Gracias por tus palabras Rubi, un abrazo.

Ursus,
Asi es amigo, las cerezas son especiales siempre y cuando esten sobre un gran pastel.. Espero que ya estes mejor y ver si nos damos unas vueltas en la mtb un día de estos