martes, 6 de septiembre de 2011

Avanzando

Las semanas van pasando y llevar el triathlon de esta manera menos complicada es mucho mejor que veces anteriores, antes me lo tomaba como si mi salario y renta dependiese de los resultados, era 100% disciplinado en todo aspecto, entrenamiento, alimentación, descanso y hasta no competía seguido a pesar que moría por hacerlo, por el simple hecho de no perder las largas; ahora no, todo a sido mas llevadero y equilibrado, metiendo horas considerables pero sin estrés, cuando alguna hora no se puede, pues no se puede y no pasa nada; las competencia, pues me apunto a todas a pesar de perder las largas, me divierto y punto, ya habrá espacio para meter kilómetros luego. Compitiendo a semana seguida, primero en la ruta de las iglesias con 43 min en el crono sin ver nada, ni pulso ni ritmo ni nada, solo lo que las piernas pedían, terminando contento. Al día siguiente entrenamiento con los chicos del T3 que no me creían que aquí en Quito los promedios de bici por los alrededores es abajo de 25 km/h, jejeje.. buen entrenamiento con Hawaiman como en los viejos tiempos.


A semana seguida otra compe, el Duathlon de Quito, pero antes una pedaleada vertical gracias a una ruta escondida que nos guío Mario, encontrando de esta manera la ruta perfecta para entrenar mi compatencia del 2012. Al día siguiente al DU, distancia corta por ende explosiva, desde la partida lo que era normal se me van los amigos maquinas, Roberto, Hernán y Mauricio, después de mis 5km mas rápidos de mi vida, a pedalear, alcanzo a IronMauri y ahí vamos como debe ser, como triathletas IM, sin ruediar, paralelo uno con otro, mientras Dilmar se acercaba con su Focus y Roberto ponía mas distancia entre nosotros; con Mauri le damos y en la ultima bajada se me va, y por como corre imposible alcanzarlo sobre las zapas. Salimos a los últimos 2,5 km y suficiente hago con mantener la distancia con Mauri mientras Hernan y Roberto siguen poniendo mas tierra entre nosotros, como corren malditos jejeje. META 1h8m59s con el corazón en la boca y un abrazo extremadamente sincero con Mauri y Hernán, a los pocos segundos abrazo con Dilmar y todos felices. Linda, Dura y explosiva carrera, ojala la sigan haciendo cada año de hoy en adelante, y sobre todo que ese tipo de amigos sigan compartiendo la partida y la meta.


Luego de eso, Gaby debutaría como Duathleta en la categoría aficionados, verla con su casco en bici y temblando de los nervios fue mas emocionante que cuando yo mismo compito, dan la partida y con su arranque serpenteante se va entre los demás atletas sobre la mtb, me quedo con el corazón latiendo en mi garganta y las manos sudando, hasta que la veo regresar con una sonrisa de oreja a oreja completamente feliz y gritando de emoción, al terminar la bici le noto cansada y salgo con ella al atletismo, avanza sin el mas mínimo intento de renunciar y luego al verla entrar en meta y graduada de duathleta fue la mejor emoción del día.


El triathlon sin obsesión tiene muchas mas recompensas.

Triathleta aficionado 100% :) :) :) :) :)

2 comentarios:

Javi dijo...

Siempre disfrutar sin obsesionarse! Saludos!

IRONECU dijo...

Saludos Javi