viernes, 1 de julio de 2011

De vuelta al inicio

Si quisiera escoger una fecha como mi inicio en el Ironman, seguro tendría que escoger dos fechas, la primera es el primer domingo de septiembre del año 2004, en donde de pura calentura y sin haber entrenado nada, arrastrado por mi amigo Paul C. corrí los 30km de Samborondom, resultado, dos rodillas dañadas, acalambrado pero con el mejor pensamiento de todos “si termino 30km sin entrenar, seguro que puedo con una maratón con el debido entrenamiento” y así fue.

La segunda fecha importante es el primer domingo de Julio del 2005, en donde seria mi primera carrera con miras a la tan ansiada maratón, objetivo: correr los 21k de la media maratón de Guayaquil a 5min el km. Lo que sentí aquel momento lo estoy sintiendo ahora mismo solo de recordarlo, MIEDO “podre aguantar un ritmo de 5min el km??” esa era mi principal duda. En esa carrera hubo Pacer, así que busque al mío para no pasarme, aún no sabia nada de pulsaciones ni de nada, encuentro al pacer de 1h45, un joven que lo había visto antes, se notaba que era buen deportista, todos decían eso, seguro podía correr muchísimo mas rápido, pero ese día ayudaría como Pacer (aquel atleta es mi amigo Pedro Nuques, sería mi pacer no solo ese día, sino muchos años más por los muchos kms y consejos compartidos. No había mejor forma de conocerlo que en mi primera carrera, parte de toda la culpa de haber invertido mi tiempo y dinero en esto, es haber conocido a ese individuo aquel día).

Y salimos, la historia de la carrera no implica mucho dolor, soporte muy bien el ritmo, me frene por miedo más que por otra cosa, faltando tres o 4 kilómetros sentía que debía dar lo mejor y apreté, Pedro se quedo a su ritmo pues estaba de Pacer (creo que es la única vez que le gane jejeje… no hay otra forma J), al final 1h42min, y es así como esta forma de vida y yo, nos habíamos enamorado, y desde ahí el resto es historia, desde aquel día no a pasado uno solo sin pensar en correr, luego en pedalear y hasta nadar, ahí inicio todo… me enamore de este deporte.

Por esta razón, nunca, pero nunca iré a la Media Marathon de Guayaquil a pasear o a entrenar, esta media maratón al igual que el Guayasman son muy especiales para mi, siempre en ellas pondré mi mejor esfuerzo. Cada vez que voy a esta media maratón bajo de tiempo aunque sea 1 segundo, llegando hasta 1h 28m 49s, y este año como todos los que me restan ire con todo, a dejarme la vida ahí, sin guardarme nada, porque se lo merece, porque amo esa carrera, porque ahí empecé y cuando tenga que dejarlo, lo terminare ahí, en los 21km de Guayaquil… porque ahí mi vida cambio.

2 comentarios:

Dani dijo...

Anda la leche! Pero si eres el que nos preguntó por los consejos de Talín, que publicamos en Demonfit... Haber dicho que eras tú, que ando despistado. Abrazos

IRONECU dijo...

Hola Dani,

Si leo Demon, y también tengo la suerte de haber compartido un LZ con Talin, pero un no he preguntado nada :).. les seguiré a menudo.

Un abrazo