jueves, 14 de enero de 2010

No soy un fulano
con la lágrima fácil,
de esos que se quejan sólo por vicio.
Si la vida se deja yo le meto mano
y si no aún me excita mi oficio,
y como además sale gratis soñar
y no creo en la reencarnación,
con un poco de imaginación
partiré de viaje enseguida
a vivir otras vidas,
a probarme otros nombres,
a colarme en el traje y la piel
de todos los hombres
que nunca seré:
_____________
Pero si me dan a elegir
entre todas las vidas, yo escojo
la del pirata cojo
con pata de palo
con parche en el ojo,
con cara de malo,
el viejo truhán, capitán
de un barco que tuviera
por bandera
un par de tibias y una calavera
J. Sabina

6 comentarios:

Mario Jarrín Coello dijo...

Y te faltó otro verso del Sabina: "Si lo que quieres es vivir cien años, no pruebes los licores del placer// si eres alérgico a los desengaños,olvídate de esa mujer// compra una máscara antigas,mantente dentro de la ley//Si lo que quieres es vivir cien años, haz músculos de cinco a seis"

IRONECU dijo...

y ponte gomina que no te despeine
el vientecillo de la libertad.

si tu pelicula es vivir cien años
no lo hagas nunca sin condon,
es peligroso que tu piel desnuda
roce otra piel sin esterilizar,
------
Mario el resto de versos es con unas frias en las manos y con las pastillas para no soñar en la boca :)

Ursus Andinus dijo...

Uno de los mejores cantautores en la lengua de Cervantes...

Esa bandera que enarbolo por ser mi propio capitán y no dar cuentas a nadie más de mis esfuerzos, la que desplegué a la llegada del Guayasman.

La del Pirata Cojo: Un himno de vida... y pues me apunto a las frías con música del Maestro Sabina de por medio...

(tengo q llegar a Turquía y poner):
"Asia a un lado
Al otro Europa
Y allí a su frente Istambul"

Pedro Garcia Millan dijo...

ALERTA!

La estafa automotriz mas grande en el territorio Mexicano…

Para MAS informacion pinche:

http://pedromillan.blogspot.com/

Gracias

IRONECU dijo...

Ursus,
Pertenecemos a la misma flota de navios,con la misma bandera, aunque cada uno dueño de su propio puente, de su propio baupres, de su propia quilla, espejo y mascarón, pero lo mejor es que navegamos con el mismo rubo.

A por esas esas frias despúes del Huaira.

Pedro,
Bienvenido

Ursus Andinus dijo...

Porque navegamos con el mismo rumbo, porque en ese rumbo nos encontramos y así es como decidimos la vida.

Un abrazo