lunes, 13 de abril de 2009

Semana -7 con olor a IM

Mas que olor tiene sabor, ya que por el feriado he podido subir unos cuantos km en comparación a otras semanas, alcanzando lo que debería ser ideal a estas alturas de la preparación, 7000 de agua, 310km de bici y 50 de carrera. Ojala encuentre el tiempo disponible las próximas semanas para repetirlo.
Además de los pocos km extras que han salido, esta semana confirmé que el IM es como una montaña rusa, con semanas que uno esta en lo mas alto y otras que se esta en lo mas profundo, y claro ejemplo han sido estos días, con entrenamiento un poco mas exigentes me he sentido mejor que la semana pasada que estaba muy cansado física y quien sabe mentalmente también.

El día domingo el plan contemplaba una especie de test como referencia al ritmo que debería llevar en los 180km de un IM, el entrenamiento no era otra cosa que rodar 90 km a un ritmo un poco inferior 140ppm que es lo que supuestamente debería soportar sin problemas en la competencia, el resultado: 2h52 para 90km con 138ppm, claro que los tiempos varían dependiendo de cada circuito (este fue ondulado), tanto así que en Pucón necesite 3 min. extras para los mismos 90km y con casi 20 pulsaciones mas, que duro que fue.

Cambiando de tema, el Campo termino y las experiencias han sido muy buenas, dejándome algunas enseñanzas útiles y por supuesto un lindo recuerdo tangible, la P3C, que por cierto, lo que mas me llamo la atención, es el lugar en donde Bryan lleva la caramañola (producto del túnel de viento), coloco una foto, junto a otra del Pelotón del Sable con Bryan a la cabeza (aunque mal tomada).



2 comentarios:

davidiego dijo...

humm, no se cae la caramañola?
yo llevo un portabidón en el tubo diagonal y dos en un portabidón trasero.
ánimo.

IRONECU dijo...

Si el terreno es irregular puede haber problemas, todavia no se si dejarlo o reemplazarlo con el aero drink común, sobre todo pensando en LZ y el problema del viento.