jueves, 18 de septiembre de 2008

Medellín


A tan solo 1 hora en avión de Quito queda esta ciudad, no puedo negar que al principio tenia un poco de miedo por la reputación delictiva de esta urbe; al llegar el clima muy agradable, con un ligero calor pero sin humedad, luego de salir del aeropuerto, lo primero que hicimos con mis niñas es ir a retirar el kit, llegamos a la Plaza Mayor y nos encontramos con las Marathon de Spining, algo así como nuestros parques en donde se reúne gente para hacer aeróbicos pero con la diferencia que acá era mucha gente haciendo spinning al aire libre con instructor incluido, creo que no es para menos en una ciudad con una gran afición al ciclismo.




Mientras nos adaptábamos a los nuevos términos coloquiales de la ciudad como rompoy (redondel), crispeta (canguil), etc, pasaron los días en una ciudad 180 grados diferente a lo que me imaginaba, desde que existió el famoso Cartel de Medellín en los años 80 y 90 hasta hoy, el cambio a sido radical, me encontré con una ciudad muy organizada, limpia, segura y cultural, a la cual se puede acceder con facilidad por el metro que cruza de norte a sur y de este a oeste la urbe.


Mis niñas en el metro


Las noches de Medellín ni que hablar, por momentos deseaba no tener que correr el domingo y me juraba que volvería sin ningún compromiso deportivo algún día. Calles enteras de centros nocturnos por toda la ciudad con gente muy amable y chicas que parecían sacadas de un cuento, no en vano Medellín tiene la fama de poseer las niñas mas bellas de Colombia. Como no todo es color de Rosa había un PERO, por todos lados se escuchaba Salsa, y los rockeros no nos llevamos con ella, así que se imaginaran como estaba. Caminando por ahí encontramos un bar con música de nuestro agrado y nos quedamos ahí unas horas con el pensamiento de "tengo que volver y no a correr"

La ciudad esta llena de parques curiosos como el Parque de los deseos y el de los Pies Descalzos, siendo este último un parque al estilo japonés de meditación y relajación, nos atrevimos a probar y funciono, realmente relajante como elementos tan sencillos como la arena el agua y unos cuantos árboles pueden producir tanta paz y tranquilidad; luego esta la Plaza Botero, parada obligada al menos para mi, por mi sencilla afición a la escultura y pintura, las obras son magnificas, cada una valuada en 1 millón de dólares y había mas de 23 esculturas de bronce regadas por todo el parque, entre ellas estaba una paloma semi destruida por un atentado terrorista en la época del cartel, según nos explicaron, las autoridades de la ciudad solicitaron a Botero que reconstruya la escultura, pero él se negó y a cambio se ofreció a crear otra idéntica junto a la destruida, pero esta nueva seria mas grande y mas fuerte como símbolo que la Paz siempre estará sobre la Guerra.

Hay muchas cosas mas que contar que ojala las pueda escribir mientras me voy acordando, sobre todo para que no se queden perdidas en el tiempo.

Sobre la carrera, ya escribí algo en el post anterior y creo que es lo mas importante, adicional puedo decir que es una carrera plana, a 31 grados de temperatura, de una sola vuelta y que empieza a las 08h30, imagínense el calor, mortal. Los abastecimientos un tanto pobres, poco gatorade y agua cada 3km, además se usaba un sistema diferente al Chip, cuyo sensor estaba en el número de competidor y no había que devolverlo, y los tiempos eran desplegados en tiempo real por Internet con un lector sin alfombras ni pitidos al que estamos acostumbrados.

Después de la carrera, estiramiento, baño y mas turisteo, tomamos un City Tour (Turibus), que nos llevo por sus lugares mas reconocidos como el Pueblito Paisa, los parques, plazas, etc, después de eso y al igual que los otros días me tocaba convertirme en cargador de fundas, mis niñas son adictas a los centros comerciales y no dejaron vivo uno solo, se los recorrieron todos comprando todo lo que podían, según ellas era mas económico que en Ecuador y yo con mi cara de interrogación al no ver una solo tienda de bici que a final de cuentas esa era una de las paradas obligadas en esta ciudad, al final mis niñas me dieron tregua y nos subimos en un taxi indicándole que nos lleve a tiendas de bici, al llegar eran lugares muy estrechos, pero les pedías lo que querías y ellos te lo sacaban no se de donde, para mi era como estar en Disneylandia, quería comprármelo todo, lastima que no era posible, así que alcanzo a manotear en este poco tiempo 2 maillot a excelente precio un casco Spiuk y algunos repuestos para mi bici, no se por que, pero los precios de todo era menor que en USA, hasta hoy no logro comprender el por que?

La ultima noche preguntamos cual era el mejor sector nocturno y con el típico acento colombiano nos dicen "La zona rosa en el Poblado, pero es muy caro, allá solo van los pelo parados (aniñados, pelucones)" , no se a dicho mas, vamos a explorar, taxi y llegamos, eran unas 3 manzanas de bares muy bien decorados y con muy buena pinta, lo de aniñados se reconocía a lo lejos, todos tienen la misma cara y la misma frialdad en sus ojos en cualquier parte del mundo :), con temor de la recomendación que nos habían hecho, entramos en uno y pedimos la carta, estos Paisas si son exagerados, no era para tanto, así que marcamos territorio y nos quedamos varias horas, ojo, era domingo y los bares a reventar.

El ultimo día por la mañana a turistear lo mas que podamos y gastarnos los últimos pesos, almuerzo a cargo de una Bandeja Paisa, que debe ser la comida de Phellps, jeje tenia tantas calorías que daba miedo, huevo, frijoles, arroz, chorizo, morcilla, carne molida, carne de chancho, ensalada y no que mas, una bomba de plato.

Por la tarde camino al aeropuerto despidiéndonos de una ciudad que nos cambio la forma de pensar sobre ella, nos encontramos con un taxista que en los 40 min. de camino al aeropuerto nos dejo con la boca abierta al completar el tour de Medellín con sus historias del cartel de hace años, esa ciudad si daba miedo nos decía, Pablito (Pablo Escobar) ofrecía 100000 pesos por la cabeza de cualquier policía y una suma muy alta por dinamitar CAI (puestos pequeños de policía como nuestros PAI), el taxista nos relato que no quedo uno solo en pie en todo Medellín, el mismo había sido testigo de la detonación de al menos 3 CAI, era una ciudad del terror nos cuenta, así mismo nos dice: Pablito era muy buena gente y muy generoso, construyo una ciudadela entera para las personas pobres que no tenían casa, en navidad llegaba con 2 contenedores a cada barrio con comida, ropa y juguetes, al final le entregaba dinero adicional al jefe de familia para que pase navidad, Pablito regalaba el dinero a mucha gente, sobre todo a la pobre, a mi mismo me hizo un regalo (nos cuenta), yo era corredor de motos en esa época, Pablito tenia una pista de MotoCross en su hacienda Nápoles (que aparte tenia hasta zoológico), y organizo un campeonato, yo gane en mi categoría 750mc envenenada (con cambios o tuneada) y el regalo una moto de marca nueva a los tres primeros de cada categoría, después hubo una fiesta que duro una semana en la hacienda que era un paraíso, no me quería regresar a Medellín”

Era increíble que el cabecilla del Cartel de Medellín después de haber causado tanta muerte, haya tenido tantos adeptos y personas que lo querían, claro ejemplo era el taxista que cada que decía “Pablito” o “don Pablo” lo hacia con un respeto y cariño admirable.

Con muchas historias mas el viaje al aeropuerto se hizo corto, nos despedimos del adepto de Pablito y al mismo tiempo de la ciudad, a la cual lo único malo que le vi es, las arepas y mucha mucha salsa, por el resto, una ciudad para regresar sin dudarlo y comprar muchas cosas de bici, rumbear hasta el amanecer y beber todo la cerveza Aguila que el cuerpo aguante ;).

5 comentarios:

Eric dijo...

Excelente reporte amigo. Me gusto la descripcion y creo que el ano que biene voy a correr ahi a ver como le llego. Con lo de la Salsa me da igual lo mismo escucho Salsa que rock que regueton que electronica. Exito en el entranimento.

IRONECU dijo...

100% recomendable Eric, no te arrepentiras de visitar esta ciudad, sobre todo si toleras la salsa jeje

Suerte amigo y gracias por los animos.

lover dijo...

buen tour si señor, enhorabuena.
cuentame algo mas de lanzarote campeon.
saludos desde aqui cerquita

CTDeportes dijo...

Muchas gracias por este detallado relato. Programaré una visita a Medellín lo antes posible, especialmente porque me encanta la salsa.

Saludos
Rubi

IRONECU dijo...

Lover:
En estos días estaré adentro si todo sale bien, luego ya te contaré con detalles, nos vemos en la lava.

Rubi:
Si te gusta la Salsa esa ciudad es perfecta en todo sentido, ojala toleres las arepas que hay hasta en la sopa jeje.

A este paso voy a pedirle comisión al municipio de Medellín por fomentar el turismo :)