jueves, 17 de enero de 2008

Scott Rigsby

Si creen que ser IM es recorrer 226km nadando, pedaleando y corriendo, pues estariamos equivocados al compararnos con este hombre, ante él, somos hombres de barro.

Un accidente lo dejo sin una de sus piernas y con la otra destrozada, la cual trato de salvar durante años con mas de una descena de operaciones, para al final decidir amputarla y ahora no solo es Ironman, sino que es Hawaiman, realmente un ejemplo de amor al deporte y a la superación personal.

Su web http://www.scottrigsby.com/gal.html vale la pena mirarla





No hay comentarios: