lunes, 26 de noviembre de 2007

Existen dos clases de ciclistas, los que se han caido y los que estan por caerse


"Mas sabe el diablo por viejo que por diablo", un refrán popular que certifica las palabras de Carlos en su momento: "Existen dos clases de ciclistas, los que se han caido y los que estan por caerse", este fin de semana le ha tocado conocer el piso a mi compañero de fatiga, mas o menos por el km 50 el día domingo, pedalebamos en paralelo(él pegado a la falsa acera "era de pequeñas piedras"), le hago un comentario con lo que se distrae un segundo y se sale de la carretera, en un instante con el rabillo del ojo logro ver que la bici se voltea y acelero durante un segundo, con lo que evito irme yo también al suelo, en ese instante siento que algo golpea mi rueda trasera, hasta el día de hoy no se si fue su cabeza o su bici; metros adelante freno y regreso a ver, una imagen horrible, tendido el suelo inmovil con su bici en un costado llena de polvo, realmente me asuste; regreso a verle y por suerte se incorpora y al parecer todo es raspones y pequeños golpes, le paramos a la flak y su volante estaba virado, con la llave alien la ajustamos algo, por lo menos para que aguante hasta llegar a nuestro destino, con el pasar de los kms el susto va pasando y nos tranquilizamos, ahora al acordarme hasta gracioso se me hace, que caida mas pendeja (como la mayoria que nos ocurre a los ciclistas), pero bueno, ya cumplio uno de los requisitos de un conductor del coche escoba: aterrizar en el piso desde la altura del sillin de la flak, repito: Existen dos clases de ciclistas, los que se han caido y los que estan por caerse, yo ya cumpli el requisito, espero no ver el piso de cerca por mucho tiempo mas.

Cambiando de tema las semanas van mejorando, me han salido unas 9 horas y con ganas para mas; las madrugadas se me siguen haciendo muy duras, esto lo debo mejorar y controlar, la semana que viene espero hacer unas 10h, por lo pronto hoy en la mañana se me han pegado las sábanas por enecima vez.

No hay comentarios: